Select Page

EL 12 de marzo, fueron formalmente ingresadas dos nuevas solicitudes de creación de Santuario de la Naturaleza para la isla de Quinchao, Archipiélago de Chiloé. Se trata de la entrega de los expedientes técnicos, al Ministerio del Medioambiente, que buscan la denominación de la bahía de Curaco de Vélez y la bahía de Villa Quinchao, como Santuarios de la Naturaleza. Ambos corresponden a humedales costeros reconocidos por la Red Hemisférica de Reservas para Aves Playeras, como sitios de importancia hemisférica. Tanto el humedal de Curaco de Vélez, como el de Villa Quinchao son lugares claves para especies migratorias como el Zarapito de Pico Recto, que cada año migra entre Alaska, donde tiene sus sitios de reproducción y el Archipiélago de Chiloé donde pasa siete meses para alimentarse y descansar para preparar adecuadamente un nuevo ciclo migratorio.

Esta solicitud de protección legal constituye un hito importante en el proceso de conservación que ha venido implementando la Fundación Conservación Marina en conjunto con la Red Hemisférica de Reservas para Aves Playeras (un programa de Manomet Inc.), en conjunto con las municipalidades de Curaco de Vélez, Quinchao y con el apoyo de numerosas organizaciones comunitarias de ambos municipios.

Para Washington Ulloa, alcalde de la Municipalidad de Quinchao, “la postulación a Santuario de la Naturaleza del Humedal Bahía de Quinchao, con sus casi 96 ha nos llena de orgullo e inyecta una dosis de compromiso y responsabilidad tanto a nuestra comunidad como al Municipio de Quinchao. Esta solicitud ha sido apoyada fuertemente por la comunidad en general, pero más aún por los vecinos del sector, quienes a través de los años han intentado proteger y conservar este lugar tan rico en biodiversidad. Dentro de nuestra estrategia ambiental comunal y la certificación ambiental municipal, uno de los objetivos hace referencia a la protección y conservación de sitios de importancia ecosistémica, por lo tanto, estamos muy contentos y esperanzados de tener una respuesta positiva a esta importante solicitud. Esperamos dentro de unos años poder recorrer este hermoso santuario natural potenciado en su conservación y protección, a través de un plan administrativo compartido con la comunidad aledaña, fomentando de esta manera la educación ambiental, el turismo de intereses especiales y la participación ciudadana”.

Cristian Vidal, Alcalde (S) de Curaco de Vélez, “como municipio estamos muy contentos por el avance de este trámite, que ya ha sido ingresada al Ministerio del Medio ambiente y que hoy se encuentra en revisión en el Consejo de Monumentos Nacionales, nos pone muy contentos y esperamos que se logre concretar la declaratoria prontamente. Agradecemos a la Fundación conservación Marina y a la Red hemisférica de Reservas para Aves playeras Migratorias, por el trabajo permanente, del cual hemos sido socios por mucho años en lo referido a la conservación y el cuidado del medioambiente”.

Luis Neira, presidente del Comité de Medioambiente y Turismo de Curaco de Vélez, considera que “la importancia de nominar como santuario de la naturaleza la bahía de Curaco, fortalecerá la reserva natural municipal ya aprobada en nuestra pequeña comuna y extenderá el valor de preservar la avifauna y diversidad biológica de nuestro entorno cultural, más aún en estos tiempos difíciles de sobreexplotación acuícola y contaminación de nuestros humedales y aguas interiores. Será un potente generador de desarrollo social, económico y turístico, donde se verán fortalecidos los pequeños emprendedores y artesanos de nuestra comuna. Ayudará también al ordenamiento y mejor desarrollo de las actividades extractivas que se han realizado culturalmente a lo largo de los años”. HUMEDAL COSTERO BAHÍA CURACO DE VÉLEZ, ISLA DE QUINCHAO, ARCHIPIÉLAGO DE CHILOÉ.

HUMEDAL COSTERO BAHÍA VILLA QUINCHAO, ISLA DE QUINCHAO, ARCHIPIÉLAGO DE CHILOÉ.

 

FCM