Select Page

Gracias a un trabajo en colaboración con la Oficina de Medioambiente de la I.M. de Quinchao, se instaló una zona de exclusión para regular actividades humanas en una sección costera del sitio de importancia internacional Villa Quinchao, que es parte de la Red Hemisférica de Reservas para Aves Playeras. Aquí, biólogos de la Fundación Conservación Marina, detectaron una importante zona de reproducción de Pilpilén (Haematopus palliatus palliatus), una especie de ave playera residente. Si bien esta especie se encuentra clasificada como una especie con riesgo menor para la lista roja de UICN, durante su etapa reproductiva se encuentra sometida a un alto nivel de amenaza debido a la sobreposición de su zona de reproducción con múltiples usos humanos. Actividades como el desarrollo urbano en zonas costeras, el tránsito de vehículos motorizados en playas, extracción de áridos, contaminación marina por residuos plásticos, turismo no regulado, instalaciones terrestres e infraestructura abandonada de la actividad acuícola y la tenencia irresponsable de mascotas, constituyen algunas de las principales amenazas a esta especie.

Por esta razón, en diciembre 2019 se delimitó una zona de 1 hectárea, donde se detectaron 15 nidos activos y 22 huevos de Pilpilén, se instalaron además carteles de advertencia y un panel informativo para los vecinos y turistas que cada verano visitan la Villa Quinchao. FCM continúa con el monitoreo de los nidos y del éxito reproductivo de a especie en este lugar. En enero 2020, se registró un individuo juvenil y nuevos nidos activos, lo que demuestra la importancia de este lugar de exclusión.

En el mismo marco de este trabajo colaborativo entre FCM y la Municipalidad de Quinchao, se avanza en la propuesta de solicitud de declaratoria de la bahía de Quinchao como un Santuario de la Naturaleza, esto permitirá un reconocimiento legal de protección y constituirá una medida de protección oficial para esta y otras especies que utilizan los humedales costeros de Villa Quinchao.

     EL pilpilen se distribuye entre Arica y Chiloé. Habita en zonas costeras dominadas por playas de arena y piedras. Se alimenta principalmente de moluscos bivalvos, como choritos, almejas, ostras, caracoles y lapas. Su periodo reproductivo se extiende entre octubre y febrero, prefieres zonas cercanos a la playa; dunas, arenales con presencia de vegetación baja. Deposita dos a tres huevos de color piedra con manchas negras, en pequeñas depresiones donde hay conchuelas y piedrecillas. EL Pilpilén Haematopus palliatus palliatus, tiene un tamaño de unos 44 cm, cabeza, cuello y parte superior del pecho negro apizarrado. Pico rojo intenso y punta amarillenta. Su dorso, lomo, cobertoras y supracaudales son gris pardo oscuro. Tiene patas blanquesinas a rosadas. Una particularidad de esta especie son sus ojos amarillos con un anillo periocular rojo.

 

FCM